Sala de Inversión. Las materias primas blandas cierran este 2013 con una tendencia negativa y por lo pronto no se ve un futuro muy esperanzador, según muestran los indicadores de momentum a corto plazo. 

Este 2013 no ha sido fácil para las materias primas agrícolas. Esto, porque en lo que va del año, el índice agrícola DJ UBS ha caído un 13,5%. La fuerte producción a escala mundial de cultivos clave contribuyó a eliminar el soporte observado en años anteriores cuando los factores climáticos adversos arrojaron aumentos significativos en los precios, reveló en su informe Ole S. Hansen, analista senior de Materias Primas de Saxo Bank.

Parece que el sector de los cereales va a cerrar el año con un momentum negativo. Asimismo, da la sensación de que luego de 31 días de momentum positivo, la soja puede iniciar hoy una tendencia bajista. La soja con entrega en marzo sigue manteniéndose por encima del soporte en los US$13 por fanega, aunque esta semana ha tenido una cierta presión bajista, ya que se observa una mejoría de la previsión de evolución de cosechas en la Argentina.

Por su parte, el rendimiento del trigo CBOT ha sido uno de los peores en diciembre. El precio del futuro de marzo cayó el jueves hasta un mínimo de 600,75 céntimos por fanega antes de que comenzara un proceso de compra técnico.

3781

En otro orden, el sector de las materias primas blandas ha ofrecido unos resultados variados. El café Arábica disfruta estos días de un momentum positivo mientras que el precio del café Robusta ha comenzado a bajar a medida que los productores vietnamitas comenzaran a incrementar el flujo de suministro.

Este trimestre, el azúcar arrojó pésimos resultados aunque los últimos datos muestran que los especuladores lograron ajustar su posición a neta-corta. Al menos por ahora, la noticia ha eliminado parte de la fuerte presión por vender que se ha observado hasta la semana pasada.

El cacao y el algodón han sido dos de las pocas materias primas agrícolas que hicieron gala de una rentabilidad positiva en 2013 y parecen estar en condiciones de cerrar el año con un momentum favorable, especialmente el cacao, que cotiza cerca de su máximo de 27 meses.

El algodón podría seguir contando con soporte gracias a la buena demanda de exportaciones estadounidenses y a China, que va a mantener el próximo año su actual programa de apoyo a los precios.