Beijing. Los viajeros chinos podrán realizar viajes al espacio para fines de 2014 gracias a un acuerdo firmado este viernes en Beijing entre una agencia de viajes china y la compañía de turismo espacial con sede en Holanda, Space Expedition Corporation (SXC).

Los viajeros pagarán un mínimo de 580.000 yuanes (unos US$95.000) para abordar la nave Lynx Mark I, fabricada por la compañía aeroespacial privada de Estados Unidos XCOR, dijo Zhang Yong, director general de Dexo Travel, una agencia de viajes china enfocada en viajeros de alto nivel.

Los participantes recibirán una semana de entrenamiento físico en Royal Dutch Airlines o Air France antes de su viaje, indicó Zhang.

"La nave sólo transporta a un turista, quien se sienta en el asiento del copiloto, y a un astronauta piloto", comentó.

"La nave llega al espacio exterior en 60 minutos luego de su despegue y volará por el espacio durante 20 minutos, mientras el turista disfruta la vista de la tierra y del espacio", agregó.

La nave Lynx Mark I, que se espera comience sus vuelos en el cuarto trimestre de 2014, llevará a los participantes hasta el subespacio a una altura de 60 kilómetros de la Tierra. La nave espacial Lynx Mark II, que se espera inicie sus vuelos en 2015, llevará a los participantes a una altura de 103 kilómetros, dijo Alex Tang, director general de SXC Asia.

Un total de 100 viajeros abordarán la Lynx Mark I. No habrá ningún límite para la cantidad de participantes en la Lynx Mark II, dijo Tang.

Debido a que los clientes chinos han mostrado gran interés en los vuelos espaciales, SXC ha reservado al menos seis lugares para chinos en el Lyns Mark I, dijo Tang.

La nave está construida con materiales ligeros y es propulsada por biocombustibles comunes y propulsión de cohete reutilizable. Los motores están diseñados para más de 5.000 vuelos, en lugar de sólo uno, lo que es un avance en la historia del desarrollo de cohetes, dice el sitio de internet oficial de SXC.