Río de Janeiro. La minera brasileña Vale, la mayor productora de hierro del mundo, anunció que tuvo que interrumpir los cargamentos de este mineral en el sureste de Brasil debido a las lluvias que han castigado la región en las últimas semanas.

Las lluvias y deslizamientos de tierras en el estado de Espíritu Santo afectaron a varios tramos del ferrocarril que une la región de Minas Gerais, donde hay varios yacimientos de hierro, y la ciudad de Vitoria, donde se encuentra el puerto de Tubarão, también afectado, según un comunicado de la compañía transmitido a la bolsa de Sao Paulo.

La minera calculó que la paralización del transporte puede afectar a un cargamento de entre 3 y 4 millones de toneladas de hierro, de los cuales podría recuperar hasta 2 millones de toneladas en el primer trimestre de 2014.

Vale afirmó que está trabajando para retomar con seguridad sus operaciones en los próximos días y "minimizar" los impactos de las lluvias que, hasta ahora, han causado 41 muertos y unos 60.000 damnificados en el país.

La presidenta brasileña, Dilma Rousseff, sobrevoló las zonas de Minas Gerais afectadas por las precipitaciones y aseguró estar "impactada" por el desastre que vio.