Santiago de Compostela, España. El próximo lunes, día 30, se fallará la adjudicación del concurso internacional organizado por la petrolera mexicana Pemex para dotarse de dos hoteles flotantes ("floteles").

A esta operación concurren el astillero español Barreras, en cuyo accionariado ha entrado como mayoritaria la propia empresa internacional mexicana, y Navantia Ferrol, bajo el auspicio de PMI, filial de la petrolera.

Las factorías compiten con las mexicanas Posh Semco, Servicios Marítimos de Campeche, Grupo Evya (con dos propuestas), Transportación Marítima Mexicana, Técnicas Marítimas Avanzadas, Mexiship Ocean, Cotemar y Tecnologías Relacionadas con Energía y Servicios Especializados.

Pemex Exploración y Producción había definido inicialmente un calendario de adjudicación de los "floteles" que concluía el 18 de septiembre, pero posteriormente se aplazó al 27 de noviembre y más tarde, al 6 de diciembre, hasta que definitivamente se estableció el penúltimo día del año, mientras que la formalización del contrato se realizará en los quince días posteriores.

Fuentes de la compañía han resaltado que se tendrá en cuenta tanto el coste como la eficiencia que ofrezcan las empresas candidatas para la construcción de estas estructuras, que tienen como destino el alojamiento de las más de 17.000 personas que realizan trabajos de explotación de yacimientos en el mar.