Río de Janeiro. Cerca de 400 efectivos del Ejército y diversas fuerzas policiales reforzaron este sábado la seguridad en la ciudad brasileña de Humaitá (Amazonas), donde se han registrado conflictos entre nativos y no indios en los últimos días, informaron fuentes oficiales.

El conflicto se desató a raíz de la desaparición de tres hombres ocurrida el pasado día 16 y que los habitantes de la región han atribuido a los indios de la etnia Tenharim.

Los desaparecidos son Aldeney Ribeiro Salvador, técnico de la empresa eléctrica estatal Eletrobrás, el profesor Stef Pinheiro y el comerciante Luciano Ferreira Freire.

En protesta por la desaparición, un grupo de vecinos de Humaitá, municipio situado a 590 kilómetros al sur de Manaos, la capital del estado, incendió el pasado miércoles la sede de la Fundación Nacional del Indio (Funai), órgano estatal que atiende a los pueblos nativos, un barco y varios vehículos usados por este organismo.

El jueves fue destruido un punto de control que los indios habían instalado en una carretera que pasa por su reserva y que usaban para cobrar peaje a los vehículos que pasan por la zona.

Un grupo de cerca de 140 indios está desde el jueves guarecido en un cuartel del Ejército para evitar sufrir agresiones por parte de la población.

El operativo policial fue desplegado este sábado con el objetivo de prevenir nuevas agresiones y para comenzar las búsquedas de los tres hombres dentro del territorio indígena.

En la operación participan efectivos del Ejército y agentes de la Polícia Federal, la Fuerza Nacional de Seguridad, la Policía Federal de Carreteras y la Polícia Militarizada de Amazonas.

El Ministerio Público Federal (fiscalía) solicitó a la población que se abstenga de hacer manifestaciones racistas contra los indios y ordenó que se retiren los mensajes discriminatorios que se han vertido en internet.

Este organismo también solicitó a los administradores de Facebook que borren "el gran volumen" de mensajes racistas contra los indios publicados en esta red social, según un comunicado.

La Federación de Agricultura y Ganadería del Amazonas (Faea), patronal del sector, demandó de las autoridades "medidas urgentes" para localizar a los desaparecidos y acusó a la Funai de "omisión" en el caso.

En un comunicado, la Funai repudió los "actos vandálicos" cometidos por la población de Humaitá y aclaró que no le compete investigar la desaparición de personas.

"Solicitamos que la población contribuya también con la reversión de este cuadro peligroso y negativo, con la liberación de los accesos a los municipios de la región para que las autoridades policiales puedan realizar sus trabajos y tranquilizar a todos los habitantes de la región", afirmó la Funai en el comunicado.