San Juan. El gobierno de Puerto Rico ha invertido US$20 millones en la instalación de un proyecto de placas fotovoltaicas en el Centro de Convenciones de San Juan, una de las iniciativas más importantes realizadas en la isla caribeña de ese tipo de fuente energética.

Como parte de la iniciativa se instalaron 17.700 placas sobre los estacionamiento de ambos lados del Centro de Convenciones y otras 2.100 en el techo de la construcción.

Se estima que ese sistema fotovoltaico produzca cerca de 8.000 megavatios hora de energía solar cada año, según información del gobierno de la isla caribeña.

Gracias a la puesta en marcha de este nuevo sistema se espera que durante los meses de mayor demanda de electricidad el Centro de Convenciones reduzca su compra de energía a la estatal Autoridad de Energía Eléctrica en 77%, lo que supondrá un ahorro anual de cerca de US$500.000 en la factura de servicio eléctrico.

Los cálculos prevén que durante los meses de marzo a mayo el sistema fotovoltaico producirá más electricidad de la que consume el Centro de Convenciones, por lo que la AEE podrá comprar esa energía excedente que se convertirá en un crédito que será restado en la próxima factura de la luz.

El Centro de Convenciones de San Juan atrajo durante sus primeros siete años más de tres millones de visitantes en cerca de 2.700 actividades celebradas en sus instalaciones.