El presidente de Uruguay, José Mujica, viajará a la cumbre del Mercosur que se realizará en Caracas a mediados de enero con una propuesta clara y concreta para presentar a su par argentina, Cristina Fernández: energía eléctrica a cambio de “paz” con los puertos uruguayos.

Así lo informó una fuente del Poder Ejecutivo, que señaló además que el presidente viajará con un “memorando en el que se recogen insumos” aportador por el Instituto Nacional de Logística (Inalog), la Administración Nacional de Puertos (ANP) y cancillería.

“No es solamente un acuerdo bilateral, es más que eso”, dijo el informante en referencia a la propuesta que se realizará al gobierno argentino.

En una reunión realizada la semana pasada entre las autoridades portuarias y los agentes privados vinculados a la terminal montevideana se consensuó la necesidad de iniciar una negociación bilateral con Argentina para suscribir un acuerdo de reserva de cargas, una medida que permitiría levantar la prohibición del país vecino de que las cargas de exportación trasborden en puertos de jurisdicciones con los que no se tienen convenios de ese tipo, que en los hechos alcanza únicamente a Uruguay.

“Se va a buscar un acuerdo de complementariedad. Ellos tienen déficit desde el punto de vista energético, entonces nosotros le pediremos que aflojen con los puertos de Montevideo y Nueva Palmira. Más tranquilidad con los puertos: energía a cambio de paz”, dijo la fuente oficial.

A nivel del gobierno se muestran confiados en “alcanzar una alianza” de complementariedad en este punto, aunque eso dependerá en gran medida de la “voluntad política” entre las partes, y en particular del gobierno argentino.

El informante señaló que Mujica hablará con Cristina Fernández el 16 de enero en Caracas aunque desde presidencia afirmaron que esa reunión todavía no está confirmada. El prosecretario de Presidencia, Diego Cánepa, dijo al término del Consejo de Ministros que “el presidente no tiene agendada ninguna reunión con Cristina Fernández en el corto plazo”. Por su parte, el vicepresidente Danilo Astori dijo que “no cree” que se esté próximo a instalar un ámbito de negociación con Argentina por este tema, aunque señaló que ya se ha empezado “a charlar”, según declaró.

Astori señaló además que es necesario “buscar permanentemente el equilibrio entre medidas firmes en la defensa del interés nacional, que son las que suelen no gustar a la otra parte, y al mismo tiempo la disposición al diálogo”, una visión que refuerza el enfoque de negociar con condiciones.