La automotriz estadounidense despidió a empleados de su fábrica de Sao José dos Campos, región industrial de San Pablo, según el Sindicato de los Metalúrgicos local.

En declaraciones al portal del diario O Estado de Sao Paulo, el presidente del sindicato, Antonio Ferreira de Barros, dijo que los empleados despedidos trabajaban en la planta de producción del modelo MVA Classic.

Según Barros, en esa planta trabajan un total de 750 obreros, de los cuales 304 adhirieron al programa de despido voluntarios impulsado por la empresa, y el resto contaba con una licencia remunerada.

Los trabajadores despedidos, cuyo número exacto desconoce, recibieron un telegrama el pasado fin de semana, en el que se les informó que quedan desvinculados de la empresa estadounidense a partir del próximo 31 de diciembre, indicó la agencia de noticias DPA.

Barros dijo que el 23 de diciembre pasado todos los trabajadores fueron informados de que iniciarían un período de vacaciones colectivas que iría del 2 al 20 de enero, por lo cual la decisión de la compañía de despedirlos a todos "nos tomó por sorpresa", y dijo que el sindicato apelará los despidos ante la Justicia.

Explicó que el argumento que sindicato usará ante los tribunales es que al concretar los despidos, la compañía estaría violando un compromiso asumido con el gobierno por las fábricas de automóviles, entre ellas la General Motors, según el cual estarían exoneradas del Impuesto sobre Productos Industrializados (IPI) durante determinado periodo, a cambio de mantener las fuentes de trabajo.

El impuesto comenzará a ser cobrado nuevamente de forma gradual, tal como había sido acordado, a partir de enero próximo, cuando la cuota impositiva pasará de 2% a 3%.

En junio, en la segunda etapa de reposición del tributo, subirá a 7%.

Barros explicó que el compromiso asumido por las empresas era que los despidos, una vez restablecido el impuesto, se realizaran en dos etapas y no de forma inmediata, tal como lo está haciendo la empresa estadounidense.

Por su parte, el director de Asuntos Institucionales de General Motors, Luiz Moan, dijo que los despidos se enmarcan "en un acuerdo firmado con el sindicato en enero de este año".

"Según el acuerdo del 28 de enero de 2013, (firmado) con el Sindicato de los Metalúrgicos de Sao José dos Campos, la GM comunica que concluye las actividades de la línea de montaje de Vehículos de pasajeros (conocida como MVA a fines de diciembre de 2013)", informó la empresa a través de un comunicado.