La mandataria afirmó que, con ese objetivo, su gobierno “reforzó” el programa Brasil Sin Miseria, que atiende a cerca de 50 millones de personas que viven bajo el umbral de la pobreza.

“Estamos a un paso de acabar con la miseria absoluta en todo Brasil”, dijo Dilma Rousseff en un mensaje a la nación con motivo del fin del año, informó la agencia noticiosa EFE.

La mandataria afirmó que, con ese objetivo, su gobierno “reforzó” el programa Brasil Sin Miseria, que atiende a cerca de 50 millones de personas que viven bajo el umbral de la pobreza.

Rousseff vaticinó que Brasil “tiene motivos” para esperar un 2014 “mejor” que este año, en el que resaltó que, sin embargo, la crisis “no fue capaz de interrumpir el ciclo positivo” de la economía.

“Somos uno de los raros países donde el nivel de vida no retrocedió o se hizo pedazos por la crisis”, sostuvo.