Los gobiernos nacional y de la provincia de Buenos Aires dispusieron esta noche a través de sendos decretos "asueto administrativo" para la administración pública, con motivo de la grave emergencia energética que desde hace dos semanas se abate sobre el país sudamericano.

Los anuncios fueron realizados por el jefe de Gabinete de Ministro, Jorge Capitanich y su homólogo bonaerense, Alberto Pérez, respectivamente, quienes a la vez recomendaron al sector privado imitar la medida para restringir al máximo el consumo de electricidad.

Previamente, el jefe de Gobierno de esta capital, Mauricio Macri, un día antes, dispuso una medida similar en el ámbito jurisdiccional de su competencia y, al momento del anuncio, en rueda de prensa, exhortó al gobierno de la presidenta Cristina Fernández para que hiciera lo mismo.

En el ámbito nacional y provincial bonaerense el "asueto administrativo" comenzará a cumplirse a partir del mediodía de mañana (lunes) aunque en ninguno de los casos las restricciones impuestas alcanzarán a la actividad bancaria y financiera "para evitar mayores inconvenientes a la población", expresó Macri.

Mientras tanto, muchos afectados, desde hace varios días -- a través de desorganizados piquetes -- impiden la libre circulación en las principales vías de circulación de esta capital y sus alrededores para reclamar y exigir soluciones a la falta de electricidad que los afecta con graves consecuencias.

Capitanich, en el momento de los anuncios aseguró que las autoridades nacionales realizan "monitoreo permanente, incluso por vía aérea" de la situación en el Área Metropolitana Buenos Aires (esta ciudad y sus alrededores), ámbitos en los que se verifican las mayores tensiones.

Pérez, por su parte, aclaró que "la medida no alcanza a las instituciones bancarias y entidades financieras y exceptúa del asueto administrativo al personal dependiente de las policías de la Provincia de Buenos Aires y del Sistema de Atención Telefónica de Emergencia del Ministerio de Seguridad; al personal hospitalario del Ministerio de Salud que resulte necesario para la cobertura de servicios esenciales, guardia y emergencia".

Pese a la grave situación, Pérez dijo también que el "asueto decretado tampoco afectará a las obras de teatro o presentaciones artísticas" que mayoritariamente, con motivo de la alta temporada veraniega, se desarrollan en los principales destinos turísticos bonaerenses.