Santiago. El índice de producción industrial (IPI) de Chile registró una expansión interanual del 3,3% en noviembre, debido al crecimiento de la minería (6,7%) y, en menor medida, de la energía (3,1%), que compensaron una caída de la producción manufacturera (1,1%), informaron fuentes oficiales.

El estatal Instituto Nacional de Estadísticas (INE) precisó que el buen desempeño de la minería se debió principalmente a un importante aumento en la extracción de cobre, que totalizó 514.889 toneladas de mineral, un 7,6% más que en noviembre de 2012.

Como contrapartida, la cotización del metal cayó un 8,2% en doce meses, llegando a un promedio de 3,2% por libra.

La generación de energía creció un 2,9% por una mayor producción hidroeléctrica, mientras que la distribución tuvo un alza de 2,6% en doce meses.

La caída en la producción manufacturera obedeció a una menor fabricación de metales comunes, así como también de hierro y acero. La elaboración de alimentos, bebidas y celulosa de pino, en cambio, tuvieron una expansión.

El indicador de la Construcción, medido a través de la superficie autorizada de los permisos de edificación, mostró una evolución negativa en noviembre.

El informe del INE explicó que este resultado es atípico debido a las huelgas que se registraron en las direcciones de obras municipales, que son las que entregan los permisos de edificación, durante octubre y noviembre.