Buenos Aires. Ushuaia, la ciudad más al sur del planeta situada en la provincia argentina de Tierra del Fuego, adaptará la promoción turística, la prestación de servicios y la oferta gastronómica para recibir a los visitantes chinos, informó este lunes el Instituto Fueguino de Turismo (Infuetur).

"Estamos tratando de avanzar, de prestarle atención a este turista, que tiene determinadas particularidades que no son las habituales", dijo el presidente del Infuetur, Marcelo Echazú.

La principal medida a desarrollar durante los próximos meses consistirá en cursos de capacitación para los prestadores turísticos, donde se enseñen herramientas culturales y de comunicación básicas para atender al público del país asiático.

Infuetur, en colaboración con el Instituto Confucio (encargado de difundir la cultura china en el mundo), tratará también de implementar algunas medidas costumbristas entre los hosteleros de la llamada ciudad del "Fin del mundo" (3.000 kilómetros al sur de Buenos Aires), como ofrecer té con los menús de los restaurantes.

"En China siempre se sirve cualquier comida acompañada con té, es como para nosotros el pan", explicó el presidente de la instituto turística de Tierra del Fuego.

"Este tipo de costumbres que no son difíciles de llevar adelante significarían hacer más amigable nuestro destino al turismo chino. Creo que son cosas que hay que ir implementando", subrayó Echazú.

Otras acciones ya avanzadas para 2014, vendrán en forma de acuerdos con empresas locales para promocionar en China el turismo "del Fin del mundo", como por ejemplo, un "concurso que consista en responder preguntas sobre Tierra del Fuego y la Antártida" y cuyo premio será un billete de avión para visitar la región.

Además, Infuetur también ha mantenido reuniones con las autoridades municipales y la cámara de comercio de Ushuaia a fin de adaptar de la cartelería y la información turística para hacerla accesible al turista chino.

China es actualmente el país que más turistas emite del mundo y, junto con Rusia, representa un "incipiente" mercado para Argentina que no solo es importante "cuantitativamente" sino sobre todo "cualitativamente", por el nivel de gasto que realizan los visitantes, apuntó Echazú.