Lima. El deporte peruano afrontó este 2013 un año de claroscuros, con el fútbol decepcionando nuevamente al no clasificar al Mundial de Brasil 2014, pero también con la alegría por el buen desempeño en los Juegos Bolivarianos y la elección de Lima como sede de los Panamericanos de 2019.

Para los analistas fue, en general, un año de avances para el deporte nacional, ya que en noviembre las ciudades de Trujillo, Chiclayo y Lima recibieron los XVII Juegos Bolivarianos, que fueron ganados por Colombia.

Perú quedó en el cuarto lugar del podio final, pero esto implicó su mejor participación de la historia de esa competencia, con un total de 226 medallas (61 oro, 61 plata y 104 bronce).

Esta actuación permitió dejar a un lado el sinsabor causado por la mala campaña de la selección de fútbol en las eliminatorias de Brasil 2014, donde ocupó la séptima posición, con solo 15 puntos, y selló más de 30 años sin acudir a una cita mundialista.

Una luz al final del túnel del fútbol la dio, sin embargo, la selección Sub-15, que se quedó con el título del campeonato sudamericano de la categoría disputado en noviembre en Bolivia.

El equipo, dirigido por el nacional Juan José Oré, derrotó en la final a Colombia por 1-0 y aseguró su participación en los Juegos Olímpicos de la Juventud de China del próximo año.

Las autoridades peruanas también recibieron con entusiasmo, el 11 de octubre, la confirmación de que afrontarán el mayor reto de la historia deportiva del país, al ser Lima elegida para organizar los Juegos Panamericanos de 2019.

En la asamblea general de la Organización Deportiva Panamericana (Odepa) Lima superó en la votación a ciudades como Santiago de Chile, La Punta (Argentina) y Ciudad Bolívar (Venezuela).

También fue un año productivo para los deportistas entregados a las disciplinas marinas, y por eso Perú celebró el triunfo de Benoit Piccolo Clemente, quien se coronó campeón mundial de longboard de la Asociación de Surfistas Profesionales (ASP) al superar al brasileño Rodrigo Sphaier, en la playa Riyue Bay en China.

Este logro quedó en la historia del deporte peruano, ya que es el segundo título mundial ASP que logra un surfista hispanoamericano desde la victoria de la surfista nacional Sofía Mulanovich en 2004.

César Bauer se sumó a las celebraciones con su victoria en las Islas Canarias, donde consiguió el título mundial de bodyboard en la categoría Dropknee del torneo El Confital Iba World Tour.

Por otro lado, Perú también fue escenario del Rally Dakar 2013, donde Ignacio Flores destacó al ser el único motociclista peruano en ganar una de las etapas de la dura carrera, que durante 2014 no pasará por territorio peruano.

En el boxeo, la participación de Alberto 'Chiquito' Rossel llenó de orgullo a los peruanos al derrotar al panameño Walter 'Ratoncito' Tello y retener, por segunda vez, el título mundial interino en la categoría de peso minimosca de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB).

En disciplinas como el esquí, Natalia Cuglievan se convirtió en la mejor deportista latinoamericana en su disciplina, gracias a su medalla de bronce en el Campeonato Mundial Júnior de Esquí de Australia.

El jugador nacional de squash Diego Elías se convirtió en bicampeón Panamericano sub-19 en Brasil y consiguió una medalla de plata en los Juegos Bolivarianos de Trujillo 2013.

La selección de voleibol peruano quedó cuarta en el Mundial Sub-18 de Tailandia, mientras que en atletismo, Gladys Tejeda y Raúl Pacheco ocuparon el primer lugar del podio general del Maratón de la Ciudad de México, en la rama femenina y masculina, respectivamente.

Las celebraciones deportivas del año culminaron a mediados de diciembre con el título que obtuvo el Universitario de Deportes, que sumó su vigésimo sexto campeonato, y ratificó que es el equipo con más torneos ganados en el fútbol peruano.