El presidente de Panamá, Ricardo Martinelli, firmó un decreto ejecutivo para elevar hasta los US$624 el salario mínimo de su país en la llamada zona uno, a partir del 1 de enero de 2014.

En compañía de la ministra de Trabajo y Desarrollo Laboral (Mitradel), Alma Cortés, el mandatario hizo el anuncio en una conferencia de prensa celebrada en la capital panameña.

La administración Martinelli aseguró que el incremento, del 27% en relación al salario mínimo anterior que era de US$488,8, beneficiará a 270.000 trabajadores en este país de poco más de tres millones de habitantes.

El gobernante explicó que la llamada zona uno estará compuesta por 37 distritos, al incluir 18 nuevos distritos.

Se trata de la tercera vez que la administración Martinelli define el incremento salarialm tras no haberse llegado a un acuerdo entre los representantes sindicales y los del sector privado a través de una comisión.