La Paz. El viceministro de Industrialización, Comercialización, Transporte y Almacenaje de Hidrocarburos, Álvaro Arnez, confirmó que los excedentes de Gas Licuado de Petróleo (GLP) producidos en la Planta Separadora de Líquidos de Río Grande, en Santa Cruz, serán exportados a los mercados de Paraguay y Perú.

En un boletín institucional, Arnez recordó que Bolivia importaba GLP antes de la puesta en marcha de la Planta de Río Grande, situación que incrementaba considerablemente el subsidio de los carburantes.

"Con la entrada en operación (de la Planta de Río Grande) el país no sólo que tiene soberanía energética en el abastecimiento, sino que se convierte en un polo exportador de GLP en la región", remarcó.

Según Arnez, Bolivia tiene en la actualidad un excedente de 8.700 toneladas métricas de GLP, de las cuales, 3.000 toneladas se prevén destinar a Perú y alrededor de 5.500 a Paraguay.

"Evidentemente en este momento tenemos un mercado más favorable para lo que es Paraguay, donde los precios oscilan entre US$700 a US$800 por tonelada, mientras que el mercado de Perú tiene un escenario un poco diferente, porque el precio oscila entre US$600 a US$700 la tonelada", complementó.