ElEconomista.com.mx. La falta de consolidación en los proyectos y la naciente estrategia en el marketing deportivo afectan la espectacularidad de la Liga MX. Expertos en el área deportiva y de mercadotecnia consultados por El Economista refirieron las oportunidades de crecimiento para convertir al torneo mexicano en una competencia con mejor nivel, apostando al desarrollo del talento juvenil y aprovechando la popularidad del deporte en México.

Los números están a favor del certamen azteca. En el último semestre ocupa el cuarto sitio entre los torneos más importantes de Sudamérica y Estados Unidos, con más goles anotados y un promedio de 2,63 tantos por encuentro.

Los equipos mexicanos garantizan una producción de, al menos, 400 goles por torneo desde hace tres años y superan en productividad a las ligas de Brasil, Argentina y Colombia.

No obstante, 70% de los parados tácticos que ocupan los estrategas en México son esquemas equilibrados, y hasta defensivos, como el tradicional 4-4-2 y el 4-2-3-1. En el último año, sólo dos de las 668 alineaciones totales fueron 4-3-3; el parado más ocupado en Holanda, el país con la liga más goleadora: 3,15 goles por partido.

“El espectáculo se mide por goles. Es muy difícil para los técnicos apostar por sistemas ofensivos porque pierden dos partidos y los corren. No hay continuidad”, expresó a este diario Manuel Negrete, ex futbolista y entrenador en el balompié nacional.

El sistema de competencia en México sigue siendo una complicación para el desarrollo de un mejor fútbol, ya que no existen procesos a largo plazo, según la opinión del ex seleccionado nacional en 1986, a la que se sumó Daniel Brailovsky, ex jugador y ahora comentarista para Fox Sports.

“La Liguilla termina siendo espectacular, aunque el formato termine siendo más benéfico en lo económico, más que lo deportivo. Terminamos viendo que el octavo (lugar) elimina al primero en muchas ocasiones”, expresó el ex entrenador de América y Veracruz.

Ambos especialistas coincidieron en que América es el equipo que mejor maneja su sistema de juego y uno de los más atractivos para la afición por su estilo, y esto tiene explicación en los dos años bajo el mando de un mismo técnico y con una base de jugadores.

El morbo supera a la estrategia de marketing. El aficionado al fútbol está acostumbrado al morbo, la controversia y los escándalos, aunado a una incipiente estrategia de mercadotecnia de los equipos, por lo que el fútbol sigue dejando áreas para potencializar su popularidad.

Emmanuel del Río Alderete, experto en marketing deportivo internacional y catedrático en la materia por la UVM, explicó que el aficionado al fútbol no está al nivel de fanatismo que su par de los Estados Unidos.

“No hay muchos aficionados con productos oficiales de sus equipos. Es difícil encontrar los artículos licenciados; a veces sólo en el mercado informal, pero con una calidad deficiente”, argumentó el experto.

Además, el morbo sigue siendo un factor de interés en el fútbol, más qué las campañas mercadológicas de los equipos. “Un equipo como León, que hace tres torneos estaba en liga de ascenso, hoy tiene esa atención porque Slim entró al negocio del futbol. En México nos encanta el morbo”, consideró el catedrático.

Finalmente, Del Río Alderete mencionó que el torneo nacional decidió abandonar el modelo de importar figuras del balompié mundial —como Emilio Butragueño, Hugo Sánchez, Míchel, Iván Zamorano o Claudio López— no por motivos financieros, sino por apostar al desarrollo del talento juvenil.

* Lea además en ElEconomista.com.mx En el 2014 otorgarán más participaciones a los estados y al DF