Edesur informó que "continúa trabajando en las tareas de normalización de sus clientes afectados" por los cortes de energía y señaló que se registró "una importante disminución en el número de afectados".

Fuentes de la empresa explicaron que "la baja en las temperaturas, junto con un uso racional, están marcando un descenso en el consumo de energía, colaborando en nuestras tareas de reposición del servicio".

La firma señaló que "se ha experimentado en la red de Edesur una importante disminución en el número de afectados; no obstante la compañía permanecerá operativa durante esta jornada festiva con todos sus recursos técnicos y humanos con el propósito de superar la contingencia".