Asunción. El acueducto del Chaco, que proveerá de agua corriente a unas 40.000 familias indígenas de esa región y cuenta con ayuda financiera del gobierno español, estará funcionando en noviembre de 2014, indicó este lunes la Dirección de Agua Potable y Saneamiento (Dapsan).

El director de Dapsan, Luis Sisul, declaró que el acueducto, que recorrerá 212 kilómetros entre Puerto Casado y Loma Plata, está avanzado en 40% y cuenta con un presupuesto total de US$92 millones.

El monto se cubre entre los Fondos del Tesoro paraguayo, un préstamo del Banco Interamericano de desarrollo (BID) de US$20 millones y una donación de US$60 millones de la Agencia Española de Cooperación Internacional (Aeci).

Sisul indicó que la ayuda de la Aeci se repartirá entre la obra del acueducto y redes de alcantarillado y distribución de agua.

El 60% del proyecto que queda por ejecutar consta de varias obras, que estarán a cargo de las empresas paraguayas Consorcio PS, Consorcio ABCT y CDD.

PS y ABCT se encargarán de la excavación del canal y la colocación de los tubos, mientras que CDD construirá una planta de tratamiento de agua.

El titular de Dapsan explicó que el acueducto suple una importante carencia en esa parte del Alto Chaco paraguayo, a unos 650 kilómetros al norte de Asunción.

"Sus habitantes, en su mayoría indígenas, tendrán agua por medio de grifos. Hasta ahora apilaban en reservorios el agua de la lluvia, y ahora les llegará directamente del río Paraguay", dijo.