Montevideo. El déficit fiscal de Uruguay se mantuvo en 2% del Producto Interno Bruto (PIB) en el año móvil con cierre en noviembre, según datos del Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) que publicó la prensa local.

Con idéntico resultado que en octubre, el saldo en rojo de las cuentas públicas ratificó la tendencia mayormente bajista registrada desde febrero, cuando se situaba en 2,8%.

Los ingresos del sector público no financiero se ubicaron en 30,4% del PIB en el año móvil a noviembre, con un incremento de 0,1% explicado mayoritariamente por la recaudación impositiva.

Por su parte, los egresos primarios corrientes del sector público no financiero siguieron constantes en 29,8% del Producto, detalló el MEF.

Mientras las transferencias del gobierno central y la seguridad social crecieron 0,1% del PIB, las inversiones cayeron en igual magnitud por la desacumulación de stock de petróleo y derivados.

Finalmente, el resultado primario del sector público (antes del pago de deuda) disminuyó 0,1 hasta 0,8% del PIB.

La meta del gobierno es finalizar 2013 con un déficit de 2,1%. Uruguay cerró 2012 con un rojo de 2,8%, el nivel más alto desde 2003, convirtiéndose en una de las preocupaciones del gobierno del presidente José Mujica.

Para el ministerio de Economía, buena parte de ese déficit respondió a factores extraordinarios como un sobrecosto energético a raíz de una sequía y transferencias especiales del Estado.