Santiago de Chile. La cadena de supermercados chilena SMU anunció este martes que logró un acuerdo con la banca local para reestructurar pasivos por unos US$450 millones.

El convenio con los bancos forma parte de un plan general de renegociación de deudas iniciado por SMU, controlado por el grupo local Saieh, a mediados de este año para fortalecer su situación financiera.

"La reestructuración de estos pasivos nos permitirá resolver el tema financiero y concentrarnos de lleno en el plan de mejoramiento de la competitividad y en los aspectos operacionales del negocio", dijo en un comunicado Marcelo Galvez, gerente general de SMU.

El ejecutivo precisó que el acuerdo, una vez firmado el contrato definitivo durante enero, permitirá reprogramar pasivos a largo plazo, en un horizonte de hasta 7 años; enajenar activos prescindibles; y establecer exigencias razonables de carácter financiero.

El programa de reestructuración financiera de SMU ha considerado ya el pago de una parte importante de su deuda a sus acreedores, a través de la venta de otros activos del holding y un aumento de capital por unos US$300 millones, lo que ha permitido reducirla en 24%.

El grupo Saieh participa también en el negocio bancario a través de Corpbanca, la cuarta institución financiera del país en términos de colocaciones. Actualmente Corpbanca se encuentra en negociación para una eventual asociación con los bancos brasileño Itaú y español BBVA.

Asimismo, el conglomerado controla la empresa periodística Copesa, que edita los diarios La Tercera, La Cuarta y Pulso, y las revistas Paula y Qué Pasa, entre otros medios.