El tercer censo económico nacional de China entró en su fase de registro el Día de Año Nuevo, después de meses de preparación, de acuerdo con el Buró Nacional de Estadísticas (BNE).

El censo está diseñado para trazar un amplio panorama económico de las industrias secundaria y terciaria de China, en rápida expansión, y completar una base de datos que cubra todos los sectores económicos, dijo el director del BNE, Ma Jiantang.

El censo estudiará más de diez millones de compañías y 60 millones de negocios privados o individuales durante los próximos tres meses.

Cerca de tres millones de estadistas recogerán datos relacionados con la propiedad empresarial, el tamaño de las plantillas de trabajo, la situación financiera, la capacidad de producción, así como con actividades de investigación y desarrollo.

De acuerdo con Ma, la negativa a registrar datos precisos, la filtración de los datos del censo por parte de los funcionarios e instituciones involucrados en su creación y la manipulación de los datos, se tratarán con seriedad.

Los datos recogidos durante el censo no se podrán usar como evidencias legales en un caso de acusación criminal, añadió Ma.

Los resultados finales se publicarán durante el segundo semestre de 2014, de acuerdo con el BNE.

El censo se lleva a cabo cada cinco años.