El presidente Horacio Cartes declaró que su gobierno ahora se concentra en la tarea de llevar adelante grandes obras de infraestructura en el país y de ejecutar nuevos programas de lucha contra la pobreza en zonas rurales. El Mandatario hizo estas afirmaciones en declaraciones a la conocida publicación británica The Economist.

“Queremos la infraestructura: hospitales, puertos, carreteras y puentes”, manifestó el Presidente paraguayo a la revista semanal londinense especializada en temas económicos e internacionales y que, además de Londres, posee oficinas en Nueva York y San Francisco de California, EE.UU.

Al ser consultado si Paraguay tiene capacidad para llevar adelante proyectos y programas para grandes obras de infraestructura, Cartes dijo que el país está preparado para ello y que varios planes están a cargo de expertos extranjeros.

“Desde luego, reconocemos nuestra dependencia de expertos de otros países. Nuestro plan maestro de infraestructura prestado de otros, por ejemplo, lo que los coreanos están haciendo”, expresó el Presidente y explicó que se ha reunido sobre el tema con banqueros para hablar de la experiencia de los inversionistas en varios otros sistemas en cuanto a este sistema, “y estamos aprendiendo de ellos cómo moverse rápido”, acotó.

Al señalar que la ley de Alianza Público-Privada (APP) es clave para llevar adelante los planes de infraestructura necesarios, el Presidente de la República indicó que ello ya se encuentra en pleno proceso de ejecución. Tras afirmar que la capacidad del Estado “es limitada”, el Jefe de Estado sostuvo que la APP ayudará a financiar los proyectos que el país requiere.

Al insistir en su defensa del sistema que aporta la APP, Cartes puntualizó: “Las asociaciones público-privadas han existido en Chile desde hace 25 años”.

Tras pronunciarse una vez más a favor de la APP, el Presidente de la República dijo entender que Brasil “se está arrepintiendo” de haber esperado mucho tiempo para empezar con este modelo, el de la alianza público-privada.

Pobreza. Respecto al programa de su gobierno en la lucha contra la pobreza, el titular del Poder Ejecutivo paraguayo manifestó: “Llegué al poder con una tasa de pobreza del 40% y si me voy con la pobreza a 40%, entonces habremos fallado”.

“Queremos cumplir con el primer objetivo de desarrollo del milenio de la ONU: reducir a la mitad la tasa de pobreza extrema para el año 2015”, indicó.