El gobierno destinará US$180 millones para financiar un programa de innovación agraria, que se ejecutará durante el primer semestre del año, como parte de un proceso de modernización del agro con inclusión social, informó el Ministerio de Agricultura y Riego (Minagri).

El titular del Minagri, Milton von Hesse, remarcó que dicho programa busca asegurar un mayor acceso y mejor aprovechamiento de las oportunidades que ofrecen la ciencia y tecnología para elevar la productividad, competitividad y sostenibilidad de las actividades agroalimentarias.

Refirió que la modernización del agro está vinculada a la seguridad alimentaria y a la agroexportación.

"El Minagri tiene como objetivo proveer a los agricultores de herramientas tecnológicas para mejorar la producción de cultivos y revertir las cifras del Censo Nacional Agropecuario 2012", comentó.

En el mencionado censo, se evidenció que solo el 10% de los productores agropecuarios recibieron asistencia técnica, asesoría empresarial o capacitación.

Von Hesse detalló que para financiar ese programa, el Ejecutivo aprobó una operación de endeudamiento con el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), el Banco Mundial (BM) y la contraparte peruana.

Precisó que el BID y el BM prestarán a Perú US$40 millones, cada uno, mientras que el gobierno Central financiará la contraparte, por US$100 millones para llevar adelante el mencionado programa.

El programa, que se iniciará este año y durará hasta el 2018, será implementado por el Instituto Nacional de Innovación Agraria (INIA), organismo adscrito al Minagri.

Asimismo, se informó que el programa está compuesto por dos proyectos, el primero busca la consolidación del Sistema Nacional de Innovación Agraria; y el segundo, el mejoramiento de los servicios estratégicos de la innovación agraria del INIA.

Estos fondos estarán destinados a trabajos de mejoramiento de infraestructura, implementación de equipos de laboratorio, adquisición de maquinaria agrícola y capacitación de profesionales para continuar con los programas de investigación que se trabajan a nivel nacional.

También se financiarán trabajos de investigación tanto de las universidades, productores, gobiernos regionales y gobiernos locales, así como financiar tareas de investigación y de asistencia técnica, de tal manera que se dinamice y fortalezca los denominados mercados de servicios agrícolas.

Asimismo, se fortalecerá las Estaciones Experimentales Agrarias del INIA a nivel nacional y los programas nacionales, con una propuesta diferente, que privilegia el modelo de innovación agrícola.

Finalmente, se buscará un intercambio de profesionales con diversas instituciones de innovación agraria de América Latina para que brinden soporte y asesoría en las diversas Estaciones Experimentales Agrarias con la finalidad de reforzar y formar a los especialistas peruanos.