Río de Janeiro. Más de dos millones de personas vivieron la entrada del nuevo año en la playa de Copacabana, en Río de Janeiro, en una de las nocheviejas más famosas del mundo, que como siempre vino acompañada de un gran espectáculo pirotécnico y musical.

Las autoridades de Río de Janeiro prepararon 16 minutos de fuegos artificiales, con seis etapas diferenciadas en el lanzamiento del material pirotécnico para la que en Brsil se conoce como "la mayor nochevieja del mundo".

Con un notable calor, la entrada de año más famosa de Sudamérica estuvo acompañada de conciertos como los que ofrecieron Carlinhos Brown, Lulu Santos o Nando Reis, entre otros, en una noche en la que apenas hubo ocurrencias que lamentar.

En otras ciudades de Brasil, centenares de miles de personas también salieron a las calles para dar la bienvenida al 2014.

En Sao Paulo, mayor ciudad del país y del continente, otros dos millones de personas salieron a la famosa Avenida Paulista para celebrar el cambio de año, también acompañado de numerosas actuaciones musicales y fuegos artificiales, así como en Salvador, Recife, Florianópolis, Porto Alegre, Manaus y las principales urbes brasileñas.

Brasil será uno de los centros de atención mundial en 2014, año en el que el país organizará el Mundial de fútbol, entre el 12 de junio y el 13 de junio, con la participación de 32 selecciones nacionales, mientras que en octubre, se diputarán las elecciones presidenciales del país, en las que la actual mandataria, Dilma Rousseff, aspira a revalidar su cargo durante cuatro años más.