En Uruguay solo el 54,2% de los profesores de educación media ejercen la docencia con título, mientras que en Primaria el 100% de los maestros están titulados. Estas cifras colocan a Uruguay como el país de Iberoamérica con menor nivel de titulación en educación media y como aquel con mayor titulación en Primaria. Este lugar lo comparte con Colombia, España, Guatemala y Portugal.

Los datos se desprenden del libro “Desarrollo profesional docente y mejora de la educación. Informe país”, elaborado por el Ministerio de Educación y Cultura (MEC), la Administración Nacional de Educación Pública (ANEP) y la Universidad de la República (Udelar) y publicado recientemente.

La investigación pretende ser un insumo para el Instituto de Evaluación Educativa de la Organización de Estados Iberoamericanos (OEI), en el marco del programa Metas educativas 2021, un documento aprobado en 2010 por la Conferencia Iberoamericana de Educación. El objetivo del plan es mejorar la calidad y la equidad en la educación para contribuir a la inclusión social.

El estudio señala que el promedio regional de maestros titulados es de 89,5%. Uruguay, Colombia, España, Guatemala y Portugal encabezan la tabla (100%), mientras que Honduras se ubica en el último lugar con el 76,5%. Los guarismos de Argentina, Panamá y Perú oscilan en el promedio general de la región, con cifras cercanas al 90%, y Salvador y Cuba están por encima de este con guarismos del 97 y 94% respectivamente.

Según el informe, el promedio regional de profesores de educación media titulados es del 92%. En este índice Uruguay se encuentra al fondo de la tabla con el 54,2%.

En los primeros lugares se ubican Colombia, España, Portugal y Cuba con el 100% de sus docentes titulados, seguidos por Honduras y El Salvador, donde el guarismo desciende a 97,3 y 94,1%, respectivamente. Perú, Panamá y Argentina se sitúan cerca del promedio regional, con cifras que oscilan entre el 89% y el 85% y República Dominicana antecede a Uruguay con 79,4%.

Gabriel Errandonea, coordinador del Área de Investigación y Estadística del MEC, quien participó de este estudio de comparación, explicó a El Observador que el bajo nivel de titulación entre los docentes de educación media se debe a la baja cantidad de egresados de las carreras de profesorados y a que “no es imprescindible” tener el título para ejercer. El jerarca manifestó que a falta de docentes titulados, terminan dando clases profesionales de otros sectores (químicos, sociólogos, etc.), que tienen los conocimientos pero no la formación pedagógica.

Agregó que la dinámica de educación técnica, con cursos puntuales y circunstanciales, hace que den clases “personas idóneas”, pero no docentes, porque muchas veces no los hay en determinadas especialidades. Errandonea expresó que la situación en Primaria es diferente porque allí “nadie puede ejercer sin título”.

“Se resiente la calidad”. El subsecretario de Educación, Óscar Gómez, manifestó a El Observador que esta realidad sin duda influye en los resultados educativos de los estudiantes. “Imaginate ir a un hospital donde no tenés la seguridad de que el que te va a atender es un médico o un estudiante idóneo. ¡Claro que influye! La falta de formación específica resiente la calidad”, aseguró. “Estamos preocupados por la educación de los docentes”, agregó.

Subrayó la urgencia de contar con una universidad de educadores, tal como ha promovido el gobierno. “Pero no cualquier universidad. La universidad debe ser autónoma y cogobernada”, opinó.

El proyecto para crear una universidad de educación se encuentra a estudio en el Parlamento. Ya cuenta con media sanción de la cámara de Diputados, pero no tiene los votos en el Senado. El proyecto establece una universidad autónoma y cogobernada, razón por la cual el sector ProBa del Partido Colorado se niega a votarlo.

Gómez hizo hincapié además en los bajos salarios que perciben los docentes. “Tenemos una gran cantidad de maestros titulados que no ejercen porque ganan más trabajando en otro lado. Este es un problema serio, si tenemos en cuenta que hoy en día hacen falta maestros para cubrir todos los grupos”, adelantó. El subsecretario subrayó el “montón de dinero que invierte el Estado para formarlos gratis”, para que luego terminen trabajando en otra cosa.
Al respecto, mencionó que si bien en Secundaria existe una norma por la cual a los profesores titulados se les incrementa el salario en un 7,5%, esto “no es tentador”. Señaló que la propia falta de profesores con título hace que los estudiantes de primero y segundo año del Instituto de Profesores Artigas comiencen a trabajar a edades tempranas y luego no culminen la carrera. “No se les puede impedir trabajar porque no sé cómo haríamos para cubrir todos los horarios”, explicó Gómez.