Las Reservas Internacionales Brutas (RIB) de Nicaragua registraron al 30 de diciembre pasado US$2.001,1 millones, lo que representó un nuevo máximo histórico para un cierre de año, informó el Banco Central (BCN).

El informe divulgado en Managua mostró que el nuevo saldo fue superior al nivel alcanzado al 24 de diciembre de 2013 (una semana antes), cuando las RIB fueron de US$1.997,4 millones.

La acumulación de reservas fue resultado de una combinación de factores, entre los que destacan el buen manejo de la política fiscal y la confianza mostrada por la comunidad internacional al otorgar créditos, indicó el BCN.

También se debió a una política monetaria responsable en su respaldo al régimen cambiario, así como al manejo prudente de la liquidez por parte del sistema financiero nacional.

El banco emisor detalló que el actual nivel de reservas se traduce en una cobertura equivalente a cuatro meses de importaciones.

La institución bancaria nicaragüense argumentó que el monto de las reservas "contribuye a la estabilidad económica y financiera del país", porque "garantiza la disponibilidad de divisas para el desenvolvimiento normal de los pagos externos".

Agregó que la cifra "resguarda la credibilidad del régimen cambiario y sirve de contingencia ante eventuales choques económicos".