Santiago de Chile. Las autoridades de la región chilena de La Araucanía investigan la eventual participación de grupos anarquistas en varios atentados ocurridos en los últimos días, atribuidos en primera instancia a organizaciones radicales mapuche.

Así lo señaló este jueves el intendente (gobernador) de la región, Andrés Molina, quien aseguró a radio Cooperativa que panfletos hallados en algunos lugares afectados por los ataques "le dan un cambio al tema".

En los últimos días hubo dos atentados incendiarios contra helicópteros destinados a combatir incendios forestales en la zona, dos atentados similares contra viviendas rurales, y, este miércoles, tres atentados en el sector urbano de Temuco.

Estos últimos afectaron la casa de un agricultor de la zona, una sucursal bancaria y un Juzgado de Policía Local, este último frustrado.

En los tres casos, según la policía, se emplearon bombas confeccionadas con un mismo tipo de bombas de gas butano y sistemas de encendido.

Además, en uno de los lugares, dijo el intendente Molina, se encontraron panfletos en los que el "comando pirómano Sebastián Oversluij", reclama la autoría del ataque.

El nombre se refiere a un joven anarquista que hace dos semanas fue muerto a tiros durante un asalto a un banco en Santiago, en el que otros dos atracadores fueron capturados.

El intendente Molina ratificó además que el Gobierno regional presentará querellas en el marco de la ley antiterrorista contra quienes resulten responsables de estos atentados y de los otros ocurridos en días anteriores en la zona, a 600 kilómetros al sur de Santiago.

Recordó que en un atentado incendiario ocurrido la semana pasada en Vilcún, al este de Temuco, se encontraron panfletos escritos en mapungun, el idioma mapuche, que hablaban de "tierra o guerra".

La zona ha estado agitada desde hace varios años por un conflicto entre algunas comunidades mapuches que reclaman la propiedad de tierras "ancestrales" que actualmente están en manos de empresas agrícolas o forestales.

El conflicto se ha caracterizado por frecuentes atentados incendiarios en sectores rurales, la detención, juicio y condena de varias decenas de comuneros mapuches, que se consideran presos políticos, y la muerte de al menos tres indígenas y un carabinero en los últimos años.

La escalada de los últimos días coincide con la conmemoración, este viernes, del sexto aniversario de la muerte del joven mapuche Matías Catrileo, muerto por un carabinero durante una acción "de recuperación de tierras", el 3 de enero de 2008.