Guayaquil. Desde este 1 de enero, la administración de las Superintendencias de las terminales petroleras ubicados en Balao, La Libertad y El Salitral pasan a manos del ministerio de Transporte y Obras Públicas, a través de la Subsecretaría de Puertos y Transporte Marítimo y Fluvial.

El cambio de administración de las terminales es una disposición emitida mediante Decreto Ejecutivo No. 1087 del 7 de marzo de 2012, que busca unificar los procesos estratégicos en beneficio del país.

Será la referida Subsecretaría la entidad que asume el manejo de los terminales petroleros, conforme lo establece el Acuerdo Ministerial No. 040 del 16 de mayo de 2013.

La semana pasada sostuvieron una reunión en Guayaquil los principales de la Superintendencias petroleras con funcionarios de la Subsecretaría de Puertos con el objetivo de ratificar los procesos técnicos, administrativos, financieros y tecnológicos en el manejo de estas dependencias.

Cynthia Madero, subsecretaria de Puertos, señaló que la medida ya ha sido tomado y el traspaso de administración será concretado el uno de enero de 2014. La intención es sostener una sola política en el sector.