Guayaquil.  Por medio del Ministerio de Industrias y Productividad (Mipro) y el Banco Nacional de Fomento (BNF) más de 10.000 panificadores en todo Ecuador podrán acceder a líneas de créditos para renovar sus equipos de trabajo.

Esto forma parte del programa de tecnificación en el sector denominado, Renova Panadería y el objetivo es convertir a las panaderías populares en empresas de excelencia con productos de calidad.

El presupuesto destinado inicialmente para este plan es de US$21 millones y los beneficiarios podrán acceder a préstamos a través del BNF, con montos entre los US$5.000 y US$15.000.

El monto de préstamo más alto será destinado en la zona de frontera, donde las autoridades van a implementar otro sistema de abastecimiento de gas. Ello provocará que los implementos y  maquinarias a utilizarse en esas zonas del país sean más costosas.

En Ecuador, por lo menos el 90% de panaderías son de tipo artesanal y la diferencia está constituida por pequeñas, medianas y grandes panificadoras.

El programa busca mejorar las prácticas  de manufactura para poder ampliar el mercado, incluso, con productos certificados con norma de calidad y valor agregado, dijo la Ministra de Industrias, Verónica Sión.

“Sólo así se tendrá un producto garantizado con los valores nutricionales y  un pan de calidad”, detalló.

Para el representante del sector panificador en la costera provincia del Guayas, Benjamín Colcha, el renovar la maquinaria les permite ahorro de tiempo y además mantener el sabor en el producto final.

Además sostuvo que existe resistencia de muchos panificadores a obtener un crédito, debido a que temen endeudarse y prefieren mantener sus hornos e implementos “viejos y obsoletos”.

Tres empresas fabricantes de equipo de panadería, INOX, Ecuahornos y Hornipan participan en el proyecto y su capacidad de producción mensual es de 60 hornos.