Pasar al contenido principal
Ocho importantes puntos para sacarle el mejor provecho al té verde
Lunes, Marzo 28, 2016 - 07:11

Está comprobado que esta bebida tiene propiedades antioxidantes que ayudan a prevenir varias enfermedades.

Dentro de los tipos de té, el verde ocupa uno de los primeros lugares de preferencia, lo cual se atribuye no sólo por el sabor y suavidad que lo caracterizan, sino que también por la serie de ayudas que entrega al funcionamiento del organismo humano.

El té verde es un gran aliado para combatir las enfermedades del corazón, ya que reduce la oxidación de las grasas y la coagulación de la sangre, lo cual disminuye el riesgo de tener trombosis. También disminuye el riesgo de cáncer gracias a que sus propiedades neutralizan los carcinógenosquímicos. Además, su consumo disminuye y previene la formación de tumores más grandes.

*Claves para un consumo eficiente de té verde

1. Bueno para la tercera edad. Cristián Pastene, el único Tea Sommelier de Latinoamérica Dilmah, indica que el consumo de esta infusión es una excelente alternativa para las personas de mayor edad. “Los antioxidantes que contiene reducen el estrés oxidativo y enfermedades asociadas a la vejez. Además, inhibe la acción de los radicales libres, lo cual contribuye a una mejor calidad de vida", advierte.

2. Efectivo para la diabetes. Por otra parte, las personas con diabetes también encuentran una solución positiva en el té verde, ya que algunos extractos de la planta contienen sustancias que podrían imitar la acción de la insulina.

3. Aporte a la salud dental. Durante los últimos años se ha comprobado que el consumo de té verde va de la mano con una buena salud oral. Una de las razones es que contiene flúor, lo cual ayuda a reducir las caries e inhibe el crecimiento de microorganismos dañinos en la boca.

4. Cómo preparar el té verde. Para que el consumo de té verde sea una experiencia adecuada, el experto señala que “es importante saber cómo prepararlo. Para ello hay que tener en cuenta cuatro factores fundamentales: la frescura del té, la temperatura, el agua y el tiempo de reposo. 

5. Ojo con el agua. Para que el té verde no pierda el aroma y sabor que lo caracterizan, es importante tener en cuenta el factor agua. El agua mineral es la más indicada en la preparación del té, ya que el agua clorada contiene calcio, que endurece el ácido tánico del té verde.

6. La temperatura es importante. Contar con una temperatura óptima del agua también determina la calidad de este té. El Tea Sommelier de Dilmah indica que “la temperatura adecuada son 80ºC, ya que el té verde no se debe preparar nunca con agua hirviendo porque esto altera su sabor y lo deja amargo. Por ello, la forma indicada es verter el agua justo antes de que hierva o en caso de que haya alcanzado los 100ºC, se debe dejar enfriar antes de servir”.

7. Fase de reposo. El tiempo de reposo también es un detalle que se debe tener presente. El tiempo ideal son entre 2 a 3 minutos, ya que durante este inutos se despliegan todos sus aromas.

8. La base es la frescura del té. Mientras más fresco esté, de mejor manera funcionan sus propiedades antioxidantes y el sabor. Es importante tener en cuenta que los tés envejecen y pierden su frescura cuando se guardan en bodegas y se envían a granel. 

Autores

LifeStyle