Pasar al contenido principal
ONG desarrolla campaña en Chile para salvar abejas y no perder los beneficios de la polinización
Jueves, Agosto 21, 2014 - 15:51

Charlas a niños, trabajos con artesanos para hacer "casas refugio" y masiva plantación de flores son algunas de las propuestas.

Lavanda, romero, orégano, menta, manzanilla, albahaca, caléndula, rosas, póleo, frutilla, limón y tomate son algunas de las plantaciones que la ONG Plan Bee llama a plantar en Chile, como una forma de ayudar a las abejas a polinizar.

La polinización es responsable de más del 70% del alimentos que consumen las personas. Sin abejas, no sólo desaparecerán las frutas, verduras, lácteos y carnes, sino que tampoco se podría contar con medicamentos ni posibilidades de vida.

La entidad señala que en Chile, las abejas mueren a una tasa fija del 8% anual debido a factores como falta de alimento, sequía, pesticidas, antenas de celular, deforestación, transgénicos y falta de conciencia del ser humano.

Por ello es que Plan Bee promociona la campaña con el fin de motivar a todos los chilenos a cultivar ciertas especies de flores, según la región, en jardines, balcones y espacios públicos para que las abejas tengan alimento suficiente para vivir.

“Si queremos ver ciudades más verdes necesitamos generar conciencia de la importancia de nuestras acciones. Si todos plantáramos y cuidáramos a todos los insectos, en poco tiempo podríamos ver Santiago revitalizado y una especie que hoy está en peligro de extinción, en crecimiento gradual a nivel nacional”, subraya Tamara Ortiz, vocera de Plan Bee.

La ONG desarrolla programas en los que ha explicado a más de 1.300 niños de escuelas municipales, enseñándoles la importancia de la polinización y de las abejas en el sostén de la vida. Se implementaron huertos urbanos con alimento y medicina en familias vulnerables de la comuna de Colina y se instalaron las primeras colmenas urbanas en la Capital para contribuir a la biodiversidad en algunos puntos estratégicos de Santiago.

A ello suma el trabajo hecho junto a artesanos de Quinta Normal con la construcción de los refugios urbanos que ayudan a las abejas que andan perdidas en la ciudad a recuperar fuerzas para seguir su vuelo de regreso a la colmena.

Antonio Bogdan, director de Plan Bee, invita a todos los chilenos a crear una primavera inolvidable para las abejas y para todos: “Podemos crear fuentes de vida y alimento para los polinizadores, evitando así largos viajes para nuestras queridas abejas, y con esto vamos creando una conciencia a nivel país. Todos podemos aportar algo a la vida y con ello ayudarnos a nosotros mismos. El momento es ahora”.

Se estima que con la alta mortalidad y con una natalidad del 26%, en unos 12/14 años las abejas se extinguirán, si no se aplica un plan de acción para salvarlas. El hecho acarrearía graves problemas para la alimentación nacional y mundial, debido al rol que cumple la polinización de la flora nativa como de cultivos tradicionales.

Plan Bee señala que en Estados Unidos y en toda la comunidad europea se hacen altas inversiones para enfrentar este tema.

 

Autores

LifeStyle.com