La organización británica de ayuda humanitaria Oxfam dijo el viernes que creará una comisión independiente para revisar las prácticas y cultura de la agencia después de que algunos de sus funcionarios fueron acusados de incurrir en conductas sexuales inapropiadas en Haití.

El diario británico The Times publicó la semana pasada que algunos funcionarios de Oxfam pagaron por sexo con prostitutas en Haití tras el terremoto de 2010 en el país.

Oxfam, una de las agencias de ayuda ante desastres más grande del mundo, no ha confirmado ni negado ese reporte específico, pero ha dicho que una investigación interna en 2011 confirmó que ocurrieron conductas sexuales inapropiadas, y ha pedido disculpas.

La agencia afirmó en un comunicado que su Comisión de Alto Nivel sobre Mala Conducta, Responsabilidad y Cambio de Cultura Sexual estará formada por expertos en derechos de la mujer que tendrán acceso a los registros, personal, socios y comunidades con las que trabaja Oxfam.

La entidad dijo que está comprometida a publicar una investigación interna de 2011 “sobre personal involucrado en malas conductas sexuales y otras en Haití lo antes posibles, tras tomar medidas necesarias para proteger la identidad de testigos inocentes”, y agregó que los “nombres de los hombres involucrados ya han sido compartidos con las autoridades en Haití”.

La ministra de Desarrollo de Reino Unido, Penny Mordaunt, dijo el miércoles que el país detendrá el financiamiento de agencias de ayuda en el extranjero si no aprenden del escándalo de abuso sexual de Oxfam.

La directora ejecutiva internacional de Oxfam, Winnie Byanyima, dijo en un comunicado que “lo que pasó en Haití y después es una mácula en Oxfam que nos avergonzará durante años, y con justa razón”.

“En mi idioma, ‘Okuruga ahamutima gwangye, mutusaasire’. Significa ‘Desde el fondo de mi corazón, pido perdón’”, agregó la activista y política oriunda de Uganda.