Pasar al contenido principal
Paraguay: Crece mercado ilegal de fármacos controlados
Miércoles, Octubre 12, 2016 - 09:27

Parte de los productos son medicamentos que se roban del sector público y otro grupo importante viene de Argentina, advirtieron funcionarios de Salud.

Abc. Existe una alta demanda en el mercado negro de fármacos controlados, que se utilizan generalmente para tratamientos psiquiátricos, comentaron a ABC profesionales del Ministerio de Salud. Las drogas que más demandas generan son las que tienen como principio activo flunitrazepam, que es un fármaco hipnótico, comentaron los médicos, que pidieron la reserva de sus nombres. Señalaron que el Disomnilan es una de las marcas que contienen este componente y es de venta controlada.

Los ansiolíticos también tienen una alta demanda en el mercado negro y varios incluso se ofrecen en las redes sociales. Son fármacos psicotrópicos con acción depresora del sistema nervioso central, destinado a disminuir o eliminar los síntomas de la ansiedad sin producir sedación o sueño.

Otros psicotrópicos que también tienen mucha circulación en el mercado negro son los antidepresivos, señalaron nuestras fuentes. Los precios de estos fármacos no son por cajas, como se comercializan en las farmacias, sino en la mayoría de los casos se venden por comprimido. Van de G. 15.000 (US$ 2,6) a G. 30.000 (US$ 5,3) la unidad.

La directora del Hospital Psiquiátrico, Dra. Mirtha Rodríguez, señaló que es muy difícil burlar los controles de los fármacos controlados. Dijo que varios se venden con receta cuadruplicada, que son expedidas por Vigilancia Sanitaria y en el control se le da participación a la Secretaría Nacional Antidrogas (Senad). “Sin embargo, se comenta que en el mercado ingresan de forma irregular medicamentos de la Argentina y entre ellos puede incluirse los controlados. Es lo que se dice, pero yo no tengo prueba de ello”, señaló la profesional.

Por su parte, la directora de Insumos Estratégicos del ministerio, Dora Lilian Torres, no descartó que se estén fugando fármacos controlados de los hospitales públicos, situación que se podría dar cuando se envían los lotes de ayuda al Instituto de Previsión Social (IPS) o Clínicas. “Se está avanzando en la informatización de los medicamentos en los depósitos y farmacias internas para evitar los robos”, explicó.