El Observador.com.uy -La australiana Petrel Energy había detenido sus operaciones de búsqueda de hidrocarburos en el norte del país por problemas financieros y solicitado tiempo a ANCAP para conseguir nuevos recursos, pero había más dudas que certezas sobre la continuidad de los planes de exploración de petróleo. Sin embargo, la petrolera anunció en las últimas horas que consiguió fondos necesarios para su proyecto en Uruguay.

Petrel informó que su socio Schuepbach Energy se vuelve a incorporar al financiamiento del emprendimiento. A su vez, Petrel tomará el control de todos los activos que Schuepbach tiene en España. De esa manera y a partir que se concrete esta acción Schuepbach Energy asumirá el 51% del proyecto en Uruguay y Petrel se quedará con el 49% restante.

Igualmente, Petrel indicó que todavía cuenta con cinco semanas para completar el proceso de búsqueda de un nuevo socio que aporte mayor financiamiento para el proyecto de exploración.

El CEO de la australiana, David Casey, señaló que se pudo "acordar una manera de financiar con un socio actual (Schuepbach) para cubrir los costos pasados, continuar las operaciones y mantener un interés en el Proyecto Uruguay".

El ejecutivo expresó que ese ha sido un foco para Petrel por más de cinco años y ahora luego del apoyo recibido todavía la empresa está muy comprometida con "lograr un resultado no solo para nuestros accionistas, sino también para todos nuestros grupos de interés en el proyecto". Casey añadió que el acuerdo actual con Schuepbach Energy "todavía permite que venga un jugador más grande para el activo del proyecto, que en muchos aspectos se requiere para desbloquear todo el potencial de lo que todavía es una cuenca no explorada en gran parte, desconocida y significativa".

El emprendimiento de Petrel es la búsqueda de hidrocarburos mediante la perforación de pozos ubicados en el norte del país. En octubre del año pasado, la empresa anunció el descubrimiento de hidrocarburos en el pozo Cerro Padilla X-1 al noroeste de Paysandú. Un mes después informó que el petróleo producido era "insignificante y claramente no comercial".

A mediados de diciembre, Petrel comunicó la suspensión temporal de sus planes de perforación y el comienzo de un proceso de revisión de sus operaciones y estrategias en Uruguay. En febrero de este año, la petrolera transmitió al gobierno su intención de seguir invirtiendo en la búsqueda de hidrocarburos.

El cronograma marcaba que los trabajos en esa zona se debían retomar a principios de este mes. Por eso gestionaba financiamiento con sus accionistas por US$ 4 millones que le permitieran iniciar una tercera perforación. Sin embargo, los accionistas decidieron no otorgar más recursos para la iniciativa y se debieron suspender las tareas previstas.

La empresa, entonces, solicitó plazos a ANCAP para obtener nuevos recursos. Finalmente, este fin de semana indicó haberlos conseguido a través de un nuevo acuerdo con Schuepbach Energy.