Santiago. Los trabajadores del poderoso sindicato de la chilena Escondida, la mayor mina de cobre del mundo, aceptaron una invitación de la empresa para "explorar" una negociación anticipada de un nuevo contrato colectivo, dijo este sábado a Reuters el presidente del sindicato, Patricio Tapia.

El adelantamiento de las negociaciones ocurre luego de que los operarios del yacimiento, controlado por BHP, protagonizaron el año pasado una huelga de 44 días tras fallar las discusiones contractuales, que terminó cuando el gremio decidió extender el anterior contrato por 18 meses.

En las distintas asambleas del sindicato, "se nos (ha dado el) mandato explorar una negociación anticipada (con la administración)", dijo Tapia.

A mediados de mes, Escondida había invitado al sindicato a iniciar negociaciones anticipadas para abordar los "desafíos de la compañía y legítimos intereses de sus trabajadores", dijo en esa ocasión la minera.

La cúpula del sindicato había citado a asambleas de socios en los últimos días para pronunciarse sobre la petición de la firma.

Tapia agregó que no había plazos definidos bajo la modalidad de negociación anticipada, pero que dependerán de la dinámica de las conversaciones, en medio de una mejora sustancial en el precio del cobre, una nueva legislación laboral y un aumento en la producción de la empresa.

El actual contrato laboral en Escondida vence el 31 de julio.