Al menos 20 personas murieron y otras 31 resultaron heridas luego que un autobús y un tren chocaran en el municipio de Anáhuac, al norte del estado, confirmó esta mañana el alcalde de esa población, Desiderio Urteaga.

Dentro de las personas fallecidas se encuentran 4 menores de edad. En tanto, entre los heridos, hay víctimas primordialmente de los municipios de Nueva Rosita y Sabinas, Coahuila.

"El reporte es que son 20 personas fallecidas, fueron 31 los heridos, algunos ya dados de alta y otros siguen en hospitales de Nuevo Laredo, a donde fueron trasladados dadas las lesiones, al Hospital General, al Hospital de Especialidades y al Hospital San José", dijo el alcalde en una conferencia de prensa.

El accidente habría sido causado por el autobús, que iba con sobrecupo, ya que tiene capacidad para 43 pasajeros y en la unidad viajaban 51 personas, de Nuevo Laredo hacia Nueva Rosita, Coahuila.

En el lugar ya fue establecida una estrategia de coordinación entre las autoridades de Coahuila, Tamaulipas y Nuevo León, para ayudar a las familias de los fallecidos, así como a las personas lesionadas.

No obstante, hasta el momento no se han presentado los directivos de la línea de transporte para responder por el accidente y cubrir el pago del seguro y los gastos médicos de las víctimas.