Jerusalén. El presidente palestino Mahmoud Abbas instó este martes a la comunidad internacional a reconocer un Estado palestino ante las Naciones Unidas en septiembre y apoyar su admisión en el organismo mundial.

En un artículo de opinión en el diario The New York Times, Abbas dijo que la presión política estadounidense fracasó en detener el programa de asentamientos israelíes en la ocupada Cisjordania y los palestinos "no pueden esperar indefinidamente" un Estado propio.

"Nuestra búsqueda de reconocimiento como Estado no debe ser visto como un truco; hemos perdido a demasiados de nuestros hombres y mujeres como para participar en un teatro político", escribió en el artículo publicado tres días antes de que el presidente estadounidense Barack Obama reciba al primer ministro israelí Benjamin Netanyahu.

"Pedimos a todas las naciones amistosas y partidarias de la paz que se unan a nosotros en entender nuestras aspiraciones nacionales reconociendo el Estado palestino según la frontera de 1967 y apoyen su admisión a las Naciones Unidas", añadió Abbas, aludiendo a los límites que abarcan Cisjordania y la Franja de Gaza.

La destacada visita de Netanyahu a Washington, donde también hablará ante el Congreso en una sesión conjunta el 24 de mayo, es ampliamente vista como parte de una campaña diplomática israelí contra los esfuerzos palestinos por lograr el reconocimiento de su Estado.

Estados Unidos ha sido receptivo ante la idea del reconocimiento en la ONU e insistió en que palestinos e israelíes no deben tomar medidas unilaterales que hagan peligrar un acuerdo final de paz.

NEGOCIACIONES ESTANCADAS

Las negociaciones de paz auspiciadas por Estados Unidos se estancaron hace ocho meses por una disputa sobre la construcción de asentamientos israelíes en Cisjordania, un territorio capturado junto a la Franja de Gaza en la guerra de 1967.

"La admisión de Palestina en Naciones Unidas despejaría el camino para la internacionalización del conflicto como un asunto legal, no sólo como uno político", escribió Abbas.

El reconocimiento en septiembre, cuando se reuna la Asamblea General de la ONU, permitiría a los palestinos negociar "desde la posición de un miembro de Naciones Unidas cuyo territorio está ocupado militarmente por otro () y no como personas conquistadas que aceptan cualquier tipo de condiciones que nos pongan delante", añadió.

Abbas defendió su acuerdo de unidad con Hamas, un grupo islamista que tomó la Franja de Gaza en el 2007, contra la acusación de Israel de que el acuerdo descartaba cualquier posibilidad de paz.

"En contra de lo que el primer ministro israelí Benjamin Netanyahu afirma, y es previsible que repita esta semana en su visita a Washington, la elección no es entre la unidad palestina o la paz con Israel; es entre una solución de dos estados o colonias de asentamientos", dijo.

Netanyahu, preparando el terreno para su viaje a Estados Unidos, dijo el lunes ante el parlamento israelí que un gobierno palestino que incluya Hamas -cuyos estatutos piden la destrucción del Estado judío- no puede ser un compañero de paz.

Sin embargo, levantando críticas de los líderes de las colonias y políticos de derecha, Netanyahu propuso ofrecer partes de Cisjordania si los palestinos aceptan sus condiciones de paz.

Abbas ha rechazado estas condiciones, que incluyen el reconocimiento palestino de que Israel es la patria del pueblo judío y la aceptación de la presencia militar israelí a lo largo de la frontera este de su futuro Estado.

Un comunicado emitido por la oficina de Netanyahu el martes dijo que el escrito de Abbas mostraba que "el liderazgo palestino vio el establecimiento de un Estado palestino como una manera de continuar el conflicto con Israel, en vez de una para terminarlo".