Nueva York. El presidente iraní, Mahmoud Ahmadinejad, llamó este domingo a Estados Unidos a liberar a ocho iraníes, que dijo eran retenidos ilegalmente, recalcando que su país hizo un gesto humanitario la semana pasada al liberar a una estadounidense retenida desde julio del 2009.

Ahmadinejad, quien llegó el domingo a Nueva York para asistir al encuentro anual de la Asamblea General de Naciones Unidas, también desestimó el impacto de las sanciones impuestas por la comunidad internacional a Irán, a causa de sus actividades nucleares.

El 14 de septiembre, Teherán liberó a Sarah Shourd, de 32 años y una de los tres estadounidenses retenidos en Irán por más de un año bajo la sospecha de espionaje. Shourd regresó a Estados Unidos el domingo y realizará una conferencia de prensa en Nueva York.

Ahmadinejad, hablando a través de un traductor en una entrevista en el programa "This Week" de ABC, calificó su liberación como "un gran gesto humanitario".

"Por lo que creo que no sería fuera de lugar pedir que el Gobierno de Estados Unidos libere a los iraníes que fueron arrestados y detenidos ilegalmente aquí en Estados Unidos", declaró Ahmadinejad, refiriéndose a ocho iraníes sin nombrarlos.

Ahmadinejad era uno de varios líderes extranjeros que se reunieron por separado con el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon.

Un comunicado de la ONU indicó que Ban "destacó la importancia de respetar los derechos civiles y políticos fundamentales", pero el comunicado no mencionó ningún tema específico respecto a Irán.

El documento también señaló que Ban le comentó a Ahmadinejad que esperaba que Teherán se "comprometa constructivamente" para resolver su enfrentamiento nuclear con Occidente. Las grandes potencias discutirán el asunto en Nueva York esta semana, pero no se han fijado reuniones con Irán.