Hamburgo, Andina. Una carga de 320 kilos de cocaína pura, con un valor en el mercado negro de US$22 millones, fue detectada en un contenedor procedente de Bolivia en el puerto alemán de Hamburgo, comunicó este viernes la aduana germana.

"La droga había sido escondida con mucha habilidad en unos tablones de madera", explicó Axel Hirth, del servicio alemán de aduanas, según recoge un despacho de la agencia de noticias DPA.

El hallazgo fue hecho por un inspector que notó en un control en febrero pasado que además de los muebles declarados había varios atados de tablas de madera.

Un examen exhaustivo arrojó que en cada uno de los cerca de 200 tablones estaban escondidos 12 paquetes con 135 gramos de cocaína.

El contenedor estaba dirigido a la ex república yugoslava de Montenegro, donde fueron detenidos dos sospechosos, un hombre de 54 años y el hijo de éste.

“De fuera no se podía reconocer nada. Tuvimos que cortar las tablas a mano", explicó Hirth.