La Habana.- La Asamblea Nacional de Cuba aprobó este sábado el nuevo gabinete designado por el presidente Miguel Díaz-Canel que mantuvo en sus cargos a la mayoría de los ministros del gobierno de su predecesor, Raúl Castro, incluyendo a los de Defensa, del Interior y Relaciones Exteriores.

Díaz-Canel, de 58 años, quien reemplazó a Castro a mediados de abril, anunció el nuevo gabinete para los próximos cinco años al comenzar una sesión de la Asamblea Nacional (Parlamento), en la que se discutiría un proyecto de reforma de la Constitución para sustituir a la vieja carta magna de la era soviética de 1976.

El comandante Ramiro Valdés (86 años), Ulises Rosales del Toro (78) y Ricardo Cabrisas Ruiz (81) fueron ratificados como vicepresidentes del Consejo de Ministros, cargo para el cual fueron promovidos también Inés María Chapman (52)y Roberto Morales Ojeda (51) de la nueva generación de líderes.

Díaz-Canel mantuvo en puestos estratégicos al ministro de Defensa, Leopoldo Cintra Frías (77); a Julio César Gandarilla (74) como ministro del Interior y a Bruno Rodríguez (60) como ministro de Relaciones Exteriores.

Aunque reemplazó como vicepresidente del Consejo de Ministros a Marino Murillo, quien sin embargo seguirá encabezando el plan de reformas emprendido por Castro desde el 2008, con reconocimiento al papel del mercado y la propiedad privada en el modelo económico de estilo soviético pero manteniendo la "irrevocabilidad" del Estado socialista.

Nueve de los 26 ministros son nuevos, incluyendo a Alejandro Gil para la cartera de economía, en reemplazo de Cabrisas que está previsto que continúe manejando la estrategia de la deuda externa de la isla.

Díaz-Canel nombró nuevos ministros de la Industria Alimenticia; Economía y Planificación; Salud Pública; Energía y Minas; Comunicaciones; Justicia; Cultura y del Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos.

El proyecto sobre la nueva Constitución, que se debatirá posteriormente en el país, y luego irá a un referendo, reconoce la propiedad privada, algo que el Gobierno comunista había rechazado por décadas como vestigio del capitalismo, y crea el nuevo cargo de Primer Ministro, junto con el presidente del país, según medios locales.