Lima. El tema del llamado caso de los "narcoindultos" durante el segundo gobierno aprista (2006-2011) será una “piedra en el zapato” para el expresidente Alan García hasta el año 2016, estimó hoy el analista político, Fernando Tuesta.

Tras considerar que defender al líder aprista en este caso será muy difícil, refirió que en la última encuesta de CPI es castigado, debido a que existe la sensación de que utiliza todos los recursos para evitar una investigación.

“Si a esto le sumas que es un candidato incontinente, que no puede dejar de aparecer en medios, también desata en sus opositores la necesidad de criticarlo fuertemente”, expresó en Ideeleradio.

A criterio de Tuesta, la mayor complicación en la defensa de García Pérez es tratar de comprobar que otorgó la gracia presidencial a presos por narcotráfico para lograr solucionar el problema hacinamiento de las cárceles, alegato que –según el analista- no es muy sostenido.

Mencionó, en ese sentido, que las conclusiones de la "megacomisión" en el caso de los colegios emblemáticos o la construcción del Estadio Nacional no tendrán el mismo efecto que el de los "narcoindultos", sobre todo cuando García busque formular sus argumentos de defensa.

“En el caso de narcoindultos es un tema extremadamente sensible. En un país donde padecemos fuertemente de esta lacra del narcotráfico, estar asociado a este tema es un serio problema; sobre otros temas puede salir bien librado, pero lo de los narcoindultos es otro tema”, aseveró.

A pesar de estos problemas, Tuesta Soldevilla indicó que el expresidente tiene una ventaja, a diferencia de los otros candidatos, porque logra imponer temas y dirigir ataques con mucha efectividad.

Sostuvo que el líder aprista es un potencial candidato y cuenta con las mejores posibilidades de retornar al poder en el año 2016.