Quito. Las autoridades ecuatorianas estiman que entre tres y cuatro semanas y a un costo cerca de US$6 millones se podrá rescatar un barco carguero encallado al frente de la isla San Cristóbal, en el archipiélago de Galápagos, Patrimonio Natural de la Humanidad, se informó este viernes.

"Esta tarde se pondrá en marcha la parte más poderosa del plan de contingencia ambiental", tras la declaratoria de emergencia decretada por el gobierno el jueves, dijo el director del Parque Nacional Galápagos, Arturo Izurieta, vía telefónica a la Associated Press. Tal declaratoria permite contar con recursos económicos y contratar sin pasar por engorrosos trámites burocráticos.

Destacó que el Galapaface 1 "es un barco muy grande, de unas 2.300 toneladas de registro bruto". El rescate tomará "de unas tres a cuatro semanas si todo va bien", añadió en alusión a las condiciones de calma que de momento presenta la zona marítima en donde se encuentra el barco.

Izurieta precisó que el costo de lograr el desvaramiento, que será asumido por el Estado, está entre US$5 y US$6 millones. El gobierno dijo que se busca ejecutar las medidas para la mitigación "ante el posible daño ambiental que podría desencadenar el siniestro". Con la resolución las autoridades regionales podrán contratar o gastar los fondos necesarios para remediar la situación sin pasar por los engorrosos trámites burocráticos.

Las islas Galápagos se encuentran en medio del océano Pacífico, a 1.000 kilómetros del territorio continental ecuatoriano.

En 1978 fueron declaradas Patrimonio Natural dela Humanidad por la Unesco, atendiendo a su diversidad animal y vegetal, terrestre y marina que permitieron al científico inglés Charles Darwin en 1859 ratificar su teoría de la evolución de las especies.