Bolivia. En medio de un discurso realizado en Toro Toro, pueblo del departamento de Potosí, el presidente de Bolivia, Evo Morales, hizo un llamado a poner freno definitivo al racismo y a la discriminación en el país.

Morales, además, dijo que lamenta que algunos sectores critiquen el proyecto de ley, el cual se debate en la Asamblea Legislativa Plurinacional, informa Los Tiempos.

"Las víctimas del racismo y la discriminación siempre fueron los aymaras, quechuas, guaraníes y de otras poblaciones indígenas que eran insultados y hasta agredidos por grupos de la oligarquía, y no los periodistas que ahora reclaman por la existencia de un proyecto contra el racismo", continuó.

Las reflexiones del presidente se produjeron en esta población, antes de emprender viaje a Nueva York, donde participará esta semana en la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

En la actualidad ese proyecto de ley se encuentra en el Senado para su revisión, una vez que fue aprobado en grande y en detalle en la Cámara de Diputados.