La Paz. Tres días después de asumir la Dirección Estratégica Marítima, Rubén Saavedra, a tiempo de anunciar que la administración de Evo Morales no estudió “todavía” la posibilidad de iniciar un diálogo trinacional sobre la demanda marítima, no descartó que Perú interceda en el diferendo.

“Bolivia es un Estado pacifista y los problemas los solucionamos a través del diálogo y así las puertas del diálogo están siempre abiertas. La posibilidad de un diálogo trinacional (Bolivia, Chile y Perú) todavía no fue evaluada por nuestro país. De todas maneras, nosotros estamos prestos a conversar sobre todas las formas para solucionar los problemas”, afirmó Saavedra.

La posibilidad de iniciar un diálogo trinacional fue planteada por el presidente de la comisión de Relaciones Exteriores del Senado de Chile, Eugenio Tuma.

“La única manera en que Bolivia terminará su enclaustramiento marítimo será cuando sentemos en una mesa con Perú a discutir una salida por el norte de Arica (Chile) para el país altiplánico”, indicó Tuma a la red Erbol este jueves.

Fue la primera declaración en ese sentido tras el mensaje de Morales del 23 de marzo, cuando anunció el giro de la estrategia boliviana.

Apoyo. En octubre del 2010, cuando firmó el Acuerdo Complementario de Ilo con Morales, el presidente de Perú, Alan García, consideró “injusto” que Bolivia no tenga una salida soberana al mar y anunció que su país “no será un obstáculo” en la negociación marítima con Chile.

“Es injusto que Bolivia no tenga una salida soberana al océano. No queremos ofender a nadie, pero sí queremos que la justicia se abra paso. Perú siempre tendrá una actitud constructiva y no será un obstáculo (en la negociación)”, discursó García ante la presencia de su par boliviano en Ilo.

Sin embargo, el 3 de junio de 1929, sin consultar e informar a Bolivia, Chile y Perú suscribieron un acuerdo en el que se definió el destino de las ciudades de Tacna y Arica.

El documento, denominado “Protocolo Complementario”, señala que “los gobiernos de Chile y del Perú no podrán, sin previo acuerdo entre ellos, ceder a una tercera potencia la totalidad o parte de los territorios que, en conformidad al Tratado de 1929, quedan bajo sus respectivas soberanías”.

Al respecto, la diputada Rebeca Delgado (MAS) consideró el diálogo trinacional como un mecanismo más para lograr la soberanía marítima. “Siempre con la vía pacifista, agotaremos todas las instancias”, dijo.

Se acerca el turno de los cancilleres. Luego de reunirse con los ex presidentes, Evo Morales convocará a los ex cancilleres que abordaron la negociación marítima con Chile, anunció el director de la Dirección Estratégica Marítima, Rubén Saavedra.

“Es importante conocer la opinión que tienen estas ex autoridades de la estrategia que adoptamos”, dijo la autoridad, quien resaltó el apoyo del historiador Fernando Cajías en su equipo.

A Carlos Mesa, Jorge Quiroga y Eduardo Rodríguez se sumó Jaime Paz para la reunión de este lunes; Lydia Gueiler se excusó.

En Chile piden reanudar la negociación bilateral. Miembros del legislativo chileno insisten con reanudar el diálogo con Bolivia respecto a la demanda marítima. Piden a la administración de Evo Morales retroceder en su intención de llevar el diferendo a tribunales internacionales.

El presidente de la comisión de Relaciones Exteriores de la Cámara de Diputados, Marcelo Díaz, ratificó que el gobierno de Bolivia se “equivoca” con llevar la demanda marítima a cortes internacionales e instó a reanudar un diálogo para lograr soluciones al conflicto.

“El camino lo tiene que elegir Bolivia, no se puede caminar al mismo tiempo entre el diálogo, la cooperación y la confrontación; apostamos porque se retome el diálogo, se recupere el clima de construcción colectiva que veníamos trabajando y no éste que ya fue probado tantas veces en el pasado que no genera ningún beneficio ni ninguna ventaja para los dos pueblos”, afirmó Díaz a La Razón.

De igual manera, el diputado Guillermo Teillier dijo que “ojalá se pueda seguir conversando sobre debates sólidos” entre ambos países.