Venice, EE.UU. BP que enfrenta una presión creciente para contener el enorme derrame de crudo en el Golfo de México, se ha topado con un problema mientras intentaba cortar una tubería conectada al pozo, mientras que el miércoles se detectó una capa de petróleo de dos metros de largo en la costa de la zona conocida como Panhandle, en la Florida.

Durante la noche, un equipo de BP pudo hacer "exitosamente" el primer corte en la tubería, dijo el comandante de la Guardia Costera, el almirante Thad Allen durante una conferencia de prensa en Houma, Louisiana.

No obstante, una sierra especializada se quedó trabada mientras realizaba un segundo corte fino necesario antes de colocar una cúpula de contención sobre el sistema de prevención de explosiones, conocido como blowup preventer.

"Están trabajando en el problema ahora mismo. El objetivo es finalizar el corte en unas horas para poder poner el sistema de contención encima de la parte superior del pozo", dijo Allen.

El dispositivo está diseñado para transportar el crudo a un barco en la superficie. BP está intentando esta estrategia tras el fracaso del procedimiento conocido como "top kill", que pretendía taponar el pozo mediante la inyección de flujos pesados.

Si el equipo de respuesta no puede destrabar la sierra, se usaría una segunda sierra, dijo Allen. El comandante de la Guardia Costera añadió que es seguro que se puede realizar un segundo corte, si bien no está claro con cuánta precisión. Cuando más fino sea el corte, más posibilidades habrá de que la cúpula de contención pueda capturar una mayor cantidad de crudo.

La noticia del inconveniente se produce en momentos en el que el crudo continúa extendiéndose y se amplía el impacto medioambiental y económico.

El almirante Allen dijo el miércoles que el crudo ha llegado a las orillas de ciertas áreas de Mississippi y que se había detectado bolsas de alquitrán en Alabama. Los vientos también han acercado el masivo derrame de crudo al Florida Panhandle, una zona turística del estado.

La pequeña mancha de crudo detectada en Florida parece haberse escindido de una mancha mayor de unos 15 metros de largo por 6 de ancho que se encontraba a unos 74 kilómetros de la costa de Pensacola el martes por la tarde, según un portavoz del centro de control unificado en Mobile, Alabama, que está siguiendo el derrame.

La pequeña mancha se encontró "cerca de la playa si no en la misma playa", añadió la portavoz.

La zona de Florida Panhandle se encuentra al noroeste del estado, y es una larga extensión de playas de arena blanca popular con los turistas en la temporada de verano. Pensacola está ubicada en la zona más occidental del Panhandle, en la frontera con Alabama.

Es la primera vez que las autoridades han reportado una mancha de crudo en la costa de la Florida tras la explosión y hundimiento de la plataforma marina Deepwater Horizon en el Golfo de México. Pero los vientos procedentes del sur podrían llevar más petróleo a Florida en los próximos días.