Montevideo. La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, le expresó al presidente José Mujica su apoyo explícito ante las declaraciones del presidente francés Nicolás Sarkozy acusando a Uruguay de ser un “paraíso fiscal”.

“La agradecemos con el canciller (Luis Almagro) ciertas gestiones que hizo su gobierno a raíz de las declaraciones de Sarkozy. Nos manifestó su apoyo y que está dispuesta a hacer un planteo a favor de Uruguay”, declaró el presidente a Telemundo 12, según publica este domingo el diario La República.

Rousseff también le explicó a Mujica que la declaración de Sarkozy acusando a Uruguay de integrar la lista de once países supuestos paraísos fiscales (y por lo que podría llegar a ser expulsado de la comunidad internacional) no fue parte del acuerdo alcanzado por G-20, sino que las realizó a título personal.

Mujica asistió junto a Rousseff al Encuentro Mundial del Año de los Afrodescendientes, que se desarrolló en la ciudad de Salvador de Bahía.

El apoyo de Brasil a Uruguay se suma al que Mujica ya había recibido del presidente mexicano Felipe Calderón, al que el mandatario visitó recientemente en la ciudad de Guadalajara.