Toronto. El primer ministro británico, David Cameron, dijo este viernes que le gustaría que las tropas de su país se retiraran de Afganistán dentro de cinco años.

Consultado sobre si las tropas británicas volverán a casa para el momento de las próximas elecciones, previstas para 2015, Cameron dijo: "quiero que eso pase, no tengan duda".

"No podemos estar allí por otros cinco años, ya habiendo estado allí nueve años", dijo a periodistas al margen de la cumbre del G-20.

Este miércoles, el jefe del Ejército británico, general David Richards, dijo que pensaba que las tropas de su país se quedarían en Afganistán entre unos tres y cinco años.

A pesar del incremento en la fuerza extranjera dominada por Estados Unidos hasta 150.000 efectivos, la insurgencia talibana está en un momento de gran fortaleza desde que los islámicos de línea dura fueron derrocados en 2001.

Las tropas estadounidenses tienen previsto comenzar la retirada a partir de julio próximo, dejando a las fuerzas afganas tomar el liderazgo. El gobierno de Estados Unidos no ha dicho cuántos soldados retirará o cuán rápido dejarán el país.

Los efectivos británicos han estado involucrados en algunos de los enfrentamientos más feroces en la sureña provincia de Helmand. La cantidad de bajas de ese país desde 2001 ha trepado a 300, minando el apoyo de los ciudadanos a la misión.

"Prefiero no verlo en cronogramas estrictos", dijo Cameron. "Quiero que nos arremanguemos y seguir haciendo lo que generará el éxito que queremos, que no es una Afganistán perfecta sino algo de estabilidad en Afganistán y la habilidad para que los afganos gobiernen su país por sí mismos para que puedan volver a casa", agregó.

Un asesor dijo que el primer ministro, que ha descartado enviar más soldados a Afganistán, no estaba haciendo una nueva promesa política y que había dicho frecuentemente durante su campaña electoral este año que traer de regreso a las tropas dentro de cinco años era una ambición.