Asunción. El Gobierno paraguayo dijo este viernes que otro miembro del Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP) fue abatido en el norte del país, lo que constituye la tercera baja importante del pequeño grupo armado responsable de secuestros y asesinatos en casi dos meses.

Nimio Cardozo cayó tras enfrentamientos con la policía en la localidad de Huguá Ñandú, a unos 500 kilómetros al norte de Asunción y las autoridades van tras la pista de otros miembros del grupo que lo acompañaban, uno de los cuales estaría herido, dijo el ministro del Interior, Rafael Filizzola.

Cardozo es sindicado como responsable del secuestro y asesinato de la hija del ex presidente Raúl Cubas, Cecilia, en el 2004, además de otros tres secuestros extorsivos ocurridos en la última década.

El hombre estaba vestido con ropa camuflada, tenía armas, una granada de mano y US$1.100 en efectivo en su poder y la policía descubrió un campamento con explosivos, granadas y víveres perteneciente al grupo.

"Es una persona importante dentro de la estructura armada de este grupo. Fue un operativo sumamente importante y los trabajos van a continuar de una manera persistente", dijo Filizzola en una rueda de prensa.

Los enfrentamientos se produjeron días después de que medios de comunicación recibieran un supuesto comunicado del EPP que llamaba "cadáver ambulante" al presidente Fernando Lugo y amenazaba a los informantes de la policía.

El EPP se mueve en una zona limítrofe con Bolivia y Brasil, donde el Gobierno declaró el estado de excepción meses atrás para aumentar la seguridad y sumar militares a la búsqueda de la banda, que aspira a convertirse en una guerrilla y cuyos miembros fueron entrenados por las FARC de Colombia.