Los cancilleres de Bolivia, David Choquehuanca, y de Chile, Alfredo Moreno —que encabezan la Comisión Especial conformada por decisión e instrucción de los presidentes Evo Morales y Sebastián Piñera, el 17 de enero en Santiago— se reúnen este lunes en la sede de gobierno con el objetivo de acelerar los avances en el diálogo de la agenda bilateral.

Ambos países trazaron el 2006 la ruta para el diálogo sobre los 13 puntos, que incluye el tema mar.

La cita se realiza en momentos en que políticos e intelectuales chilenos abrieron un intenso debate sobre la pertinencia de conceder a Bolivia una salida al mar. A ello se suma que ésta es la primera vez, en al menos medio siglo, que un canciller chileno llega a Bolivia para abordar el tema.

Según el diputado chileno Marcelo Díaz, del Partido Socialista (PS), la reunión de hoy debe servir para crear un espacio donde Bolivia y Chile “normalicen” la negociación acerca del mar. El ex canciller boliviano Armando Loaiza calificó de “trascendente” el encuentro, pues permite hablar de un “proceso de negociación” marítimo, ya que “el pasado sólo fue de coloquios y conversaciones”.

La última vez que las comisiones técnicas bilaterales se reunieron fue en julio del 2010, cuando acordaron que en la próxima cita (a realizarse en noviembre) se presentarían propuestas “concretas y viables” a la centenaria demanda boliviana. De forma unilateral, Chile canceló la junta y fuentes de su gobierno la atribuyeron a que aún no tenía propuestas.

El senador chileno Alejandro Navarro, del Movimiento de Acción Social (MAS), afirmó que ambos gobiernos están conscientes de que el tema de la salida al mar es central para los bolivianos. “Creo que es el momento de establecer términos concretos y bases firmes para iniciar una negociación formal”, sostuvo el legislador, quien aboga por avanzar de forma decidida en este asunto.

Chile arrebató a Bolivia su salida al mar en la Guerra del Pacífico de 1879. Desde entonces, los bolivianos mantienen como política de Estado la demanda de una salida al mar y, en ese marco, se encaminaron procesos de diálogo que, hasta el momento, no lograron resultados.

El ex canciller Javier Murillo consideró que la reunión significa afirmar las fases de una “negociación seria y sensata”. “De la forma en que se conduzca, pueden salir luces que alumbren el camino, que hasta este momento no ha estado lo suficientemente claro”, reflexionó.

En su artículo 267, la CPE declara el derecho irrenunciable e imprescriptible sobre el acceso soberano al Pacífico, mientras que el artículo transitorio noveno refiere que en un plazo de cuatro años, desde la elección del nuevo Ejecutivo (2009), éste denunciará y, en su caso, renegociará los tratados internacionales que sean contrarios a la Constitución.

El Tratado de 1904 estableció los nuevos límites producto de la guerra, que cierran el paso soberano de los bolivianos a las costas del Pacífico.

Posiciones. El presidente de la Comisión de FFAA del Senado y ex cónsul en Santiago, Freddy Bersatti, aseguró que la cita permitirá afianzar y profundizar el acercamiento y la confianza mutua.

“Ahora queda un camino expedito para el diálogo del mar”, sostuvo el también ex comandante del Ejército, quien, sin embargo, reconoció que es complicado pensar en que el vecino país cederá soberanía cuando su Constitución lo prohíbe. “Se tiene que tener mucha habilidad en la negociación”, recomendó y planteó que se debería, por el momento, apuntar a un enclave en el que se tenga condiciones de semisoberanía.

Navarro, por su parte, considera que la “posibilidad histórica y más viable, sin soberanía, es el corredor al norte de Arica”, por lo que aconseja no priorizar el tema de soberanía en las negociaciones. En 1975, los entonces dictadores Hugo Banzer y Augusto Pinochet perfilaron como salida al diferendo un corredor con continuidad marítima al norte de Arica, negociaciones que fracasaron.

Para el también senador opositor y ex general de Ejército, Marcelo Antezana, en Chile no existe voluntad política para resolver el diferendo con los bolivianos, porque está en juego su soberanía. Ante la situación, plantea incorporar en la negociación la posibilidad de un trueque territorial.

Este viernes, Choquehuanca confirmó la reunión de hoy con Moreno, pero evitó entrar en detalles en torno al planteamiento que harán y lo que se espera de Chile.

Navarro explicó que su país tratará el tema marítimo. “Chile nunca rehuirá este debate”, y la reunión de La Paz, justamente, tiende a ofrecer más certidumbre que incertidumbre en cuanto a dar soluciones viables al tema central de la agenda, expresó.