Caracas. El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, dijo el sábado que algún día Israel será puesto en su lugar, tras describir a esa nación de "Estado genocida" que actúa como un brazo asesino del Gobierno estadounidense.

El izquierdista Chávez, un duro crítico de Washington, rompió relaciones con Israel después de que acusara de "holocausto" la ofensiva militar israelí en la Franja de Gaza en el 2009.

"Algún día el Estado genocida de Israel será puesto en su lugar, el lugar que le corresponde", dijo Chávez durante la visita a Caracas del presidente de Siria, Bashar al-Assad.

No obstante, el mandatario venezolano no dio detalles sobres las implicaciones de su declaración.

Agregó que Israel "se ha convertido en el brazo asesino del imperio yanqui, quien no puede dudarlo, es quien amenaza a todos".

Adicionalmente, el presidente Chávez manifestó su apoyo a la lucha pacífica para que se regresen a Siria los Altos del Golán, territorio capturado por Israel en 1967 y que Siria quiere de regreso como parte de un acuerdo de paz.

"El territorio que algún día volverá al mano del pueblo sirio, porque pertenece al pueblo sirio los Altos del Golán, y por supuesto queremos que sea pacíficamente por que no queremos más guerra", agregó Chávez.

Dijo que los intentos de Washington de aislar a Siria y cambiar al Oriente Medio han fracasado, y que Israel se estaba quedando sin aliados.

Israel la semana pasada suavizó el bloqueo terrestre en la Franja de Gaza, lo que permite el ingreso de productos, excepto armas, luego de severas críticas internacionales por el asalto a un buque de ayuda humanitaria en el que murieron nueve activistas.

Imagen resistente. Horas antes, el presidente Assad al arribar al Palacio de Miraflores (de gobierno) de Caracas dijo que su par venezolano ha mostrado la imagen "resistente" de Venezuela en el entorno internacional, tras afirmar que reforzará las relaciones con el país sudamericano.

Assad, quien enfrenta una caída en la producción doméstica de petróleo y sequías que han afectado a la agricultura, comenzó una visita en América Latina con la que busca ampliar los lazos diplomáticos de Damasco.

Assad también viajará a Argentina, Brasil y Cuba.

"El presidente Chávez vino para impulsar esta relación que fue construida a lo largo de más de 100 años, primero porque hay pocos políticos que son valientes, de decir no, cuando es necesario decir no", dijo el presidente sirio, a través de un traductor.

El mandatario sirio agregó que Chávez "ha revelado la imagen de Venezuela resistente, que ha creado una posición de Venezuela en el mapa internacional".

Agregó que el país miembro de la OPEP no se limitó a conservar y preservar la vida de los inmigrantes sirios sino que también respaldó sus causas libradas en su país.

"Estoy muy feliz al cruzar el Atlántico por primera vez y comenzar mi visita aquí en Caracas y visitar este país bello y resistente, al mismo tiempo", agregó Assad.

Por su parte, Chávez, calificó como estratégica la alianza entre ambas naciones, luego de destacar que es la primera vez que un presidente sirio visita a Caracas.

Chávez, uno de los más feroces críticos del Gobierno estadounidense, visitó Siria en agosto de 2006 y en septiembre de 2009.

En la firma de convenios, se anunció que la refinería que se construirá en Siria con la participación de Venezuela, y otras naciones, estará lista en el 2013, en la que se prevé una inversión de US$4.700 millones, para una producción inicial de unos 140.000 barriles de petróleo diarios.